Proyecto Educativo

  El Colegio Marista Colón de Huelva, sito en C/ Cantero Cuadrado de esta ciudad, es un Centro privado perteneciente al Instituto de los Hermanos Maristas de la Enseñanza ( Provincia Mediterránea), que ofrece a la sociedad la formación integral de sus alumnos/as, según el estilo pedagógico promovido por Marcelino Champagnat, fundador de la Institución. Siendo fiel a la tradición Marista, desde hace más de 70 años pretende como objetivo principal FORMAR BUENOS CRISTIANOS Y HONRADOS CIUDADANOS, como el mejor servicio que se le puede hacer a la Iglesia Católica y a la sociedad en general.

 El Colegio Colón, desde su fundación en 1932, ha pretendido siempre tener como rasgo propio de identidad su interclasismo, es decir: facilitar que en sus aulas se educaran alumnos/as procedentes de las más variadas clases sociales y que convivieran todos con normalidad y sin diferencias de trato por parte del profesorado y dirección.

 El Centro dispone para el desarrollo de la labor docente de:

  • 48 aulas de más de 40 m2 (para Bachillerato, ESO, Primaria e Infantil).
  • 2 aulas de 25 m2 para asignaturas optativas en ESO y Bachillerato.
  • Un gimnasio cubierto de 450 m2.
  • Campos de recreo/juego de 6.500 m2.
  • Un salón de actos con capacidad para 400 personas sentadas.
  • Un salón de audiovisuales para 120 personas sentadas.
  • 3 laboratorios.
  • 2 bibliotecas colegiales.
  • 2 aulas de Tecnología/Dibujo.
  • 1 aulas de Informática con 20 ordenadores personales.
  • 1 despacho de Dirección.
  • 2 despachos para las Jefaturas de Estudios.
  • 1 secretaria y 1 administración.
  • 2 recibidores.
  •  2 salas de profesores.
  • 3 tutorías/seminarios.
  • 1 sala para la A.M.P.A./AA.AA
  • 1 sala para la atención médica.
  • 1 sala para el servicio de orientación.
  • 5 zonas de servicios y 3 de duchas/vestuarios.
  • 1 capilla colegial para 300 personas sentadas.
  • 1 Oratorio para celebraciones para 35 personas.
  • 2 salas de reuniones.
  • 1 sala de expresión corporal y dinámica.

Estas instalaciones están abiertas al entorno con cesión para actividades diversas: deportes, elecciones, encuentro de comunidades y Hermandades…

El Centro participa en actividades de tipo social: Trabajos en el Barrio Pérez Cubillas, actividades con la ONG SED, actividades con grupos de jóvenes, Asociación Juvenil “Grupos de Amistad”…

En el Colegio hay una Escuela de Padres que se reúne trimestralmente organizando cursos formativos para adultos cuya periodicidad de reunión es semanal.

En el Centro funciona la Asociación de Madres y Padres de Alumnos/as (A.M.P.A.) Una de las tareas primordiales de la Asociación, a principios de cada curso lectivo, es la preparación de la Asamblea General Ordinaria, en la que con asistencia de los padres de los alumnos/as, se exponen los resultados de la gestión económica del curso anterior, se planifica y aprueba el presupuesto para el curso vigente, se eligen los cargos vacantes de la Junta Directiva y a los padres encargados (vocales) de cada uno de los cursos.

La Junta Directiva la componen 16 padres/madres de alumnos/as y sus reuniones son mensuales. Entre sus funciones, se pueden  destacar: la concesión de ayudas al estudio y la organización de actividades culturales y formativas entre los alumnos/as del Centro y entre los mismos padres.

Ni el Centro, ni la Asociación de Padres, disponen de servicio de transporte, pues el alumnado, tanto de la parte concertada como de la no concertada, pertenece mayoritariamente a la zona de influencia de dicho Centro.

El Centro, fiel a la tradición marista heredada de su fundador, procura proyectar su acción educativa más allá del aula y del horario lectivo a través de Servicios, Actividades complementarias y extraescola­res, tratando que los alumnos/as estén presentes el mayor tiempo posible en el centro y abriendo su influencia a la vida y al entorno que le rodea. Como actividades extraescolares se ofertan las siguientes en el presente curso escolar:, Manualidades, Pintura, Baile, Inglés, Dramatización, Informática, Coro Colegial, Catequesis y Deportes (baloncesto, fútbol y fútbol-sala). El horario de estas actividades es el siguiente: de 16,30 horas a 19,30 horas de lunes a viernes y sábados por la mañana.

 Nuestro colegio es un centro católico que la Iglesia ofrece a la sociedad para promover la formación integral de sus alumnos y alumnas según el estilo de san Marcelino Champagnat, fundador de los Hermanos Maristas.

En consecuencia:

  • Educa de acuerdo con una concepción cristiana de la persona, de la vida, del mundo.
  • En un clima de colaboración y apertura ofrece una educación e instrucción que buscan una mejora constante de su calidad.
  • Acompaña al alumno en su desarrollo físico, en su maduración afectiva y en su integración social, al mismo tiempo que le ayuda a su cultivo intelectual.
  • Fomenta el crecimiento de las dimensiones ética y transcendente de la persona acentuando valores como la familia, la libertad, el sentido crítico, la participación, la justicia, la solidaridad, la convivencia y la paz.
  • Favorece la síntesis y la coherencia entre fe, cultura y vida.
  • Imparte la enseñanza religiosa según las orientaciones de la Iglesia, respetando siempre otras confesiones y creencias.
  • Programa y desarrolla procesos catequéticos y de expresión de fe en el marco del respeto y la libertad.
  • Estimula el sentido crítico y la presencia renovadora en la sociedad para conseguir que sea más humana y justa.
  • Se enraíza en la realidad cultural, social y humana de nuestra Comunidad Autónoma (o localidad), descubriendo y valorando sus características propias.
  • Se siente solidario con todos los centros educativos en la tarea de servir a la sociedad y mejorar la calidad de ese servicio. 

El Proyecto Educativo de Centro, dialogado y elaborado por la Comunidad Educativa,  expresa la forma en que estos objetivos se pueden llevar a la práctica de forma gradual y progresiva. 

Y la Programación Anual del Centro se inspira en ellos para sus propuestas de animación y crecimiento de la comunidad colegial.

Nuestro colegio se constituye en Comunidad Educativa, porque la tarea de la educación requiere la aportación coordinada de todas las personas que intervienen en ella: entidad titular, alumnado, profesorado y grupos de animadores, padres y madres de alumnos y personal de administración y servicios.

  • Entidad titular. La entidad titular es el Instituto de los Hermanos Maristas. Define y mantiene los principios que configuran el tipo de educación, así como los criterios que garantizan la fidelidad a los mismos. Es la última responsable de la dirección y animación del centro.
  • Alumnado. Los alumnos y las alumnas son los protagonistas y responsables de su propia formación. Intervienen activamente en la vida del centro según su edad.
  • Profesorado y grupos de animadores. Los profesores y las profesoras, así como los animadores socioculturales y deportivos, son los principales educadores de los niños y jóvenes del colegio, trabajando en equipo y en coherencia con el Carácter Propio. Participan en la elaboración y seguimiento del Proyecto Educativo del Centro y en la gestión del colegio a través de sus órganos de gobierno.
  • Padres o tutores de los alumnos.  Los padres y las madres o los tutores son los primeros responsables de la educación de sus hijos e hijas. Prestan su apoyo y colaboración en la tarea colegial, especialmente a través de la asociación de padres y madres de alumnos y de los órganos de participación establecidos.
  • Personal administrativo y de servicios. El personal de administración y servicios y otras personas o entidades que tienen formas diversas de participación en la vida y en la actividad colegial hacen posible y más eficaz la acción educativa desde sus respectivas responsabilidades.

Nuestro colegio fiel a la tradición marista, pretende formar «buenos cristianos y honrados ciudadanos» en frase de Marcelino Champagnat. Afrontamos esta tarea con un estilo educativo cuyos rasgos más característicos marcan nuestra pedagogía.

  • Presentamos a María como modelo de educadores y educandos en su predilección por la sencillez, el trabajo y la vida de familia.
  • Damos a la presencia del educador un valor esencial en el proceso de maduración del alumno; presencia que es cercanía, acompañamiento, entrega personal del tiempo, cordialidad confianza.
  • Intentamos una atención personalizada que acompaña a cada uno según sus necesidades y que crea el ambiente humano que favorece la maduración individual.
  • Atendemos preferentemente a los alumnos que se encuentran en mayor dificultad. En ellos, de modo especial, detectamos sus intereses y capacidades y orientamos los más adecuados para su desarrollo y maduración.
  • Optamos y nos comprometemos con valores evangélicos que transforman poco a poco nuestra vida y nuestra sociedad.
  • Educamos en la solidaridad, sobre todo acogiendo a jóvenes de diferentes contextos sociales y religiosos y promovemos el diálogo y la tolerancia para vivir de manera positiva la diversidad.
  • Desarrollamos una metodología activa, abierta y flexible que en cada momento se adapta a las necesidades existentes y que incorpora las innovaciones didácticas y las nuevas tecnologías que mejoran la calidad educativa.
  • Procuramos que cada alumno y cada alumna desarrolle al máximo todas sus capacidades, e insistimos de forma especial en el trabajo bien hecho, el sentido práctico y la constancia.
  • Proyectamos nuestra acción educativa más allá del aula y del horario lectivo a través de las actividades complementarias y extraescolares, abriendo el colegio a la vida y al entorno.

El modelo de educación que nuestro colegio ofrece a la sociedad exige una aportación coordinada de todos para conseguir los objetivos propuestos.

Esto supone que:

  • Los esfuerzos y las ilusiones de la Comunidad Educativa convergen en el objetivo prioritario: la educación integral del alumnado.
  • La presencia y la participación constante y corresponsable y generosa es el camino de la actuación de todos.
  • Cada cual asume responsablemente sus obligaciones y respeta los derechos y competencias de los demás.

Los principales estamentos y órganos por los que se hace posible el funcionamiento del centro son:

  • La Entidad titular que tiene el compromiso de definir la identidad y la misión del centro en la sociedad a la que sirve.
  • El Director y el Equipo directivo que asumen la última responsabilidad de la gestión del centro y de la consecución de sus objetivos.
  • El Claustro de profesores que procura la coherencia y la calidad de los procesos académicos y pedagógicos.
  • El Consejo escolar que reúne a los distintos estamentos de la Comunidad Educativa y en el que la participación y el diálogo se ponen al servicio de toda la vida del centro.

El Reglamento de Organización Interna define y  regula los distintos órganos unipersonales y colegiados que intervienen en el proceso educativo, especifica sus funciones, derechos y deberes, y garantiza la coordinación de los miembros de la Comunidad Educativa.

 El Colegio Marista Colón de Huelva, dentro del respeto a la Constitución y a la conciencia de los componentes de la Comunidad Educativa, pretende proporcionar a sus alumnos/as una educación integral, incluida la dimensión trascendente. Las Finalidades y principios educativos del Colegio son los siguientes:

  1. Con objeto de hacer más significativo el proceso de enseñanza-aprendizaje, nos proponemos trabajar por una educación personalizada, y, por tanto, atender a la diversidad.
  2. Por encima del aprender a saber, el Colegio enseñará a aprender a ser, formado en valores y actitudes.
  3. Optamos por una pedagogía abierta y flexible, que sea capaz de integrar en cada momento los avances de las ciencias pedagógicas.
  4. Consideramos al alumnado como el principal protagonista de su proceso de aprendizaje y maduración.
  5. Desarrollar al máximo las capacidades del alumno/a es una de las pretensiones del Colegio.
  6. El Colegio apuesta por la formación del sentido crítico, a nivel personal y colectivo.
  7. En el marco de su acción educativa, el Colegio ofrecerá espacios de tiempo y lugar para actividades de la educación explícita de la fe y anuncio de Jesús y de su evangelio.
  8. El Colegio se dotará de medios suficientes para que, sobre todo, a través del plan de acción tutorial y del Equipo de Orientación, los alumnos y alumnas tengan asegurada una orientación vocacional y profesional.
  9. Teniendo en cuenta que a largo plazo el tipo de evaluación marcará el estilo formativo del Colegio, éste uniformará criterios en relación con la evaluación y promoción e irá dando pasos hacia la consolidación de la evaluación formativa, como elemento básico para un aprendizaje más significativo.
  10.  Consideramos la sencillez –legado de Marcelino Champagnat- como un componente esencial de nuestras relaciones interescolares.
  11.  El Colegio Marista Colón hace de la presencia del educador/a un medio de eficaz actuación pedagógica.
  12.  Tratamos de fomentar la laboriosidad, el trabajo bien hecho y la constancia.
  13.  Trabajamos para que las relaciones mutuas sean lo más parecidas a la vida de familia.
  14.  La cualidad de “maristas” hace que tomemos como referente en la tarea educativa a María.
  15. Proyectamos nuestro quehacer más allá del aula, dedicando tiempo y efectivos humanos y económicos a las actividades extraescolares.
  1. Nos comprometemos con la renovación de la sociedad para conseguir que ésta sea más humana y más justa.
  2. Fomentamos la solidaridad y la contribución al bien común, en una doble proyección: por un lado, mirando al interior del Colegio en una búsqueda del servicio (atención a los más necesitados), y por otro, mirando al exterior, sintiéndonos responsables de los problemas e injusticias que sufren los hombres.
  3. Educamos para la valoración y servicio del entorno.
  4. Educamos para dar sentido a la vida, razones para vivir y cuidar la salud y la influencia negativa sobre ella de ciertos hábitos frecuentes hoy día.
  5. Potenciamos en la medida de nuestras posibilidades la atención a las familias, como elemento básico para una más fácil formación del alumno/a. Asimismo, tratamos de que en cada caso haya sintonía entre la línea educativa del Colegio y la de la familia.
  1. El Colegio trata de formar en la participación como elemento indispensable para corresponsabilidad.
  2. El Colegio tratará de favorecer a aquellos alumnos y alumnas que encuentran mayores dificultades de aprendizaje o de adaptación. 
  3. El Colegio ofrecerá a los alumnos y alumnas posibilidades de participación, para fortalecer su madurez y responsabilidad.
  4. El Colegio asumirá y pondrá en práctica con todas sus consecuencias     el plan de formación del profesorado.
  5. Periódicamente la Comunidad Educativa reflexionará sobre su propia tarea educativa y docente, tomando como programa de dicha reflexión las finalidades y principios educativos propuestos en los apartados anteriores.