“DESPIERTA” Lema 2020-21

“DESPIERTA” Lema 2020-21

Comenzamos un nuevo curso, ¡vamos!…¡¡#DESPIERTA!!… ¡TODO ARRANCA HOY!

“Ya es hora de despertaros”

Comenzamos un nuevo curso. Un nuevo lema y con ello un nuevo reto. La propuesta educativa que las Provincias Maristas ofrecemos como lema común para trabajar durante este curso tendrá como eje central: el cuidado de la casa común. El cuidado de nuestro planeta, el medio ambiente, la sostenibilidad, la lucha contra la contaminación y la desertización, el reciclaje, la vigilancia sobre nuestros mares, son algunos de los elementos que irán guiando nuestro trabajo durante este año. “Despierta” no solo nos recordará durante estos meses que tenemos que estar despiertos, sino que debemos estar atentos y vigilantes ante lo que ocurre a nuestro alrededor, especialmente en lo que se refiere al cuidado de nuestro mundo. ¿Despertamos?

El Papa Francisco, en muchas de sus intervenciones a lo largo de estos años nos ha invitado a todos, especialmente a los jóvenes, a estar despiertos. Nos invita a no ser «cristianos de sofá», perezosos y abotargados, «pues no hemos venido a este mundo a vegetar, sino que hemos venido a dejar una huella». Un cristiano sabe que la felicidad «no es andar por la vida dormido o narcotizado», sino entregarse a los demás. Es decir, levantarse del sofá, «ponerse los zapatos y salir a caminar por senderos nunca soñados siguiendo la ‘locura’ de un Dios que nos enseña a encontrarlo en el hambriento, el sediento, el desnudo, el enfermo, el preso, el inmigrante, o el vecino que esta solo».

¿No es toda una invitación despertar?

Continuamente estamos recibiendo informaciones de la situación de nuestro planeta, de nuestro país, de nuestra ciudad, de los plásticos en los mares, etc. Se toman decisiones para combatir la contaminación en las ciudades, se promueven campañas de reciclaje, pero ¿es suficiente? Es hora de despertarse del sueño y ponerse a trabajar. Multitud de ofertas, cercanas y sencillas, nos invitan a trabajar por un mundo más sostenible. ¿Te apuntas?

Cartel despierta_2020 horizontal

El 1 de octubre de cada año, la Iglesia Católica celebra la Jornada Mundial de Oración para el cuidado de la Creación. “Cada uno de nosotros tiene una responsabilidad con los demás y con el futuro de nuestro planeta”, asegura el Papa Francisco en estas jornadas. El Cartel de este año es una llamada URGENTE a cuidar el planeta y dar respuesta inmediata a los problemas que pueden generar un futuro que se refleja en el mundo casi sin color, sin vida y sin naturaleza del cartel. DESPIERTA es un imperativo, un mensaje de SOS ante un Planeta que, si no lo cuidamos, se muere. No quiere ser alarmista por eso el resto de los símbolos que vamos a explicar a continuación nos lanzan un mensaje de esperanza. Todavía está en nuestras manos despertarnos y ponernos “manos a la obra” en el gran regalo de la creación. ¿Te apuntas?

  • Planeta vivo. El primero de los grandes símbolos, el dibujo más grande, es un mundo lleno de vida, esperanza y color. Un mundo que existe, del que disfrutamos, pero que está rodeado de amenazas: contaminación, agotamiento de recursos, pobreza, etc. La actual crisis ecológica y en especial el cambio climático amenazan el futuro de toda la familia humana y que durante mucho tiempo se han ignorado, colectivamente, los frutos de los análisis científicas y las previsiones catastrofistas, que ahora no se pueden mirar con desprecio o ironía. Tenemos la posibilidad de seguir disfrutando de él y de prepararlo para las futuras generaciones. Está en nuestras manos cuidar los ríos, las plantas, los boques, los animales, la naturaleza en general. Tenemos que reaccionar con responsabilidad considerando el impacto de nuestras acciones a corto y largo plazo. La conciencia ante la crisis climática es aún débil y reclama una voluntad política clara.
  • Planeta en riesgo. Es el posible resultado -y está siendo una realidad en muchas partes del planeta- de lo que le puede ocurrir a nuestro mundo. Esta imagen es el reflejo negativo de lo que le puede pasar a nuestro planeta en un futuro no muy lejano. Es la otra cara del planeta. La crisis y el cambio climático son un hecho. Las enfermedades son planetarias. Nos afectan a todos. El papa Francisco ha reclamado una “voluntad política clara, con visión de futuro y fuerte” para limitar la crisis climática, así como repensar el actual modelo de consumo, en un mensaje con motivo de la cumbre del clima de Madrid. “Muchos estudios muestran que es posible limitar el calentamiento global. Para eso necesitamos una voluntad política clara, con visión de futuro y fuerte, decidida a seguir un nuevo curso que reenfoque las inversiones financieras y económicas hacia esas áreas que de verdad salvaguardan las condiciones de una vida digna de la humanidad y de un planeta sano hoy y mañana”. Todos estamos llamados a salvar nuestro planeta de la posibilidad de acabar destruyéndolo.
  • Palomas. No son sólo un símbolo de Paz. Quieren ser mucho más en el cartel de este año. Quiere representar a todas las personas (con nombres propios que seguramente conocemos) que están actualmente luchando por la sostenibilidad del Planeta, el cuidado de los mares, los bosques, contra la pobreza… ¿Conocemos alguna persona de éstas? Muchos son anónimos, que no salen en los periódicos pero que conocemos. Incluso podemos ser uno de nosotros. Estas palomas traen la esperanza, la alegría, la vida, la respuesta a problemas de nuestro mundo. Son una invitación a convertimos en una de ellas. ¿Estamos dispuestos?
  • Es la llamada al Cuidado de la Casa común. La Casa es el lugar de encuentro, de familia, de comunidad y de fraternidad. Pero en este caso se convierte en una casa más global, nuestro mundo. Así empieza la Carta Encíclica del Papa Francisco “Laudato Sí”: «Alabado seas, mi Señor», cantaba san Francisco de Asís. En ese hermoso cántico nos recordaba que nuestra casa común es también como una hermana, con la cual compartimos la existencia, y como una madre bella que nos acoge entre sus brazos: «Alabado seas, mi Señor, por la hermana nuestra madre tierra, la cual nos sustenta, y gobierna y produce diversos frutos con coloridas flores y hierba». ¿Te apuntas a cuidarla?
  • Árbol, río y plantas. Símbolo de la creación. “Mi esperanza es que los hombres y las mujeres de nuestro tiempo, reconociéndose todos hijos e hijas del Padre y Creador que está en los cielos, contribuyan siempre a que todos podamos compartir los recursos preciosos de la tierra” nos invita del nuevo el Papa. La naturaleza llama al ser humano. Los acontecimientos que observamos: el descontrol y contaminación de los mares (islas de plástico), los bosques, los incendios e inundaciones, son llamadas de SOS. Estos símbolos nos pueden ayudar a lo largo del año a tomar conciencia de la contaminación que se está produciendo en los mares y ríos, la utilización de los plásticos, en campañas de cuidado de los bosques etc. Muchas iniciativas que nos servirán para animarnos a todos a participar. No te duermas. ¿Qué vamos a hacer cada uno para cuidar nuestros bosques, nuestros mares, nuestros lugares más cercanos?
  • Círculos de colores. Es la representación de cada uno de nosotros. De la gran diversidad que existe en nuestras obras educativas y sociales. Esos círculos, grandes, pequeños, son una invitación personal a cuidar el planeta desde donde estemos. De nuevo el Papa Francisco nos dice que “estamos llamados a aprovechar las posibilidades que la tecnología pone a nuestra disposición, con un empleo correcto de los recursos, ayudando, en particular, a los países más golpeados por la pobreza y la degradación a emprender el camino de la renovación y de un desarrollo sostenible e integral” en su mensaje en el cuidado de la Creación.
  • Círculos con símbolo. Son algunos de los Objetivos del Desarrollo Sostenible. La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible plantea 17 Objetivos (ODS) con 169 metas de carácter integrado e indivisible que abarcan las esferas económica, social y ambiental. La nueva estrategia regirá los programas de desarrollo mundiales durante los próximos quince años. Al adoptarla, los estados se comprometieron a movilizar los medios necesarios para su implementación mediante alianzas centradas especialmente en las necesidades de los más pobres y vulnerables. Los 17 ODS de la Agenda 2030 se elaboraron durante más de dos años de consultas públicas, interacción con la sociedad civil y negociaciones entre los países. La Agenda implica un compromiso común y universal, no obstante, puesto que cada país enfrenta retos específicos en su búsqueda del desarrollo sostenible, los estados tienen soberanía plena sobre su riqueza, recursos y actividad económica, y cada uno fijará sus propias metas nacionales en consonancia con la Agenda. La Agenda 2030 incluye también un capítulo de Medios de Implementación que vincula de manera integral el acuerdo de la Agenda de Acción de Addis Abeba para la financiación del Desarrollo. Es una invitación a ponerlos en práctica a lo largo del curso y tenerlos presentes para el futuro. ¿Nos ponemos a ello?

despierta_texto